Escrito por: Evelyn Ch, con aportes de Irina O.

Disfrutar tiempo de calidad sin duda contribuye a que liberes estrés, preocupaciones y cargas mentales generados por el trabajo o demás responsabilidades. Algunas investigaciones ya han demostrado que incluir el ocio, la recreación y la actividad física en nuestras rutinas, es un generador de endorfina la hormona de la felicidad y sensación de gozo.

Dedicarte atención es cuidarte apropiadamente y te ayudará a maximizar todo tu potencial y creatividad. Cuando yo que soy madre de familia, esposa, profesional emprendedora y gerente de un hogar, me cuido y dedico tiempo exclusivo, me siento liberada.

Pero además he comprobado que sentirme así no solo me ayuda a mí, sino que le aporta importantes beneficios a toda mi familia. Porque mejora el clima y la comunicación en mi hogar, lo que beneficia el trabajo en equipo del que siempre hablamos.

Con este artículo quiero compartirte algunas ideas que me han funcionado, con el objetivo de inspirarte a que te dediques más tiempo de calidad. Motivarte a buscar un balance entre tus prioridades personales, familiares y profesionales.

Lo más interesante es que al buscar ese balance de vida, necesariamente tendrás que organizarte y ya sabes lo que pensamos nosotras de eso. Pero si no, resulta que si estás organizada, funcionarás mejor y serás más eficiente.

Si eres más eficiente serás más productiva. Si eres más productiva mejorarán tus ingresos y tus ideas. Si mejoran tus ingresos e ideas, tendrás más opciones para ahorrar para tus viajes y vacaciones soñadas. Suena bien ¿verdad?

 

Tiempo

Con mis dos amigas y comadres de toda la vida: Amanda y Yara. En Ciudad de México.

Mis sugerencias generales son que siempre prepares tu tiempo de ocio y nunca le restes importancia. Piensa primero en lo que quieres hacer y ocúpate de tener todo lo necesario para disfrutarlo. Planifícate con lo que esté en tus manos, para evitar interrupciones o imprevistos de cualquier tipo.

Ten la disposición de desconectarte del trabajo y tus asuntos pendientes. Evita pensar en lo que tienes que hacer mañana o el lunes. Solo respira, practica el aquí y el ahora, al menos durante ese tiempo.

Recuerda separar mentalmente todo el proceso de preparación previa y dejarlo atrás. Esto te facilitará enfocarte en la actividad que elegiste hacer, disfrutarla a fondo y en presencia absoluta. Lograr abstraerte y recargarte al máximo.

Eso es lo que verdaderamente significa regalarte tiempo y atención de calidad. El disponer de momentos libres para descansar, realizar alguna actividad recreativa, entrenar o simplemente desconectarte. Suena sencillo pero con frecuencia olvidamos hacerlo, aunque sí nos exigimos mucho en otros ámbitos que quizás no nos gustan tanto.

 

5 Ideas de actividades que puedes hacer, para dedicarte tiempo y atención de calidad.

Estas propuestas que te comparto están basadas en lo que a mí se me ha ocurrido hacer y luego he puesto en práctica. Estas cinco ideas representan lo que más he disfrutado y mejor me ha beneficiado. Puedes ajustarlas a tu propia situación.

Tiempo

1- Aprende y haz algo nuevo que te llame la atención.

¿Tienes algún hobby o interés especial?, ¿te gusta cocinar, pintar, escribir, leer, tejer, hacer origami o scrapbooks?. ¿Te interesa aprender a tomar fotografías, bailar, cantar o tocar guitarra?. La verdad es que hay infinitas opciones para aprender y hacer algo nuevo que te llame la atención, para lo que seguramente podrías ser muy buena.

Usualmente nos decimos que “no tenemos tiempo” para hacer lo que nos ronda por la cabeza y nos emociona con solo pensarlo. Nos aseguramos que la familia y el trabajo “no lo permiten”. Pero créeme, sí es posible y no pretendo engañarte.

Anda, no lo pienses más y apúntate a ese curso que desde hace tiempo quieres hacer, después le informas a tu familia sobre ello. Puede sorprenderte todo el apoyo que te brindarán. Pero si no te demuestran apoyo igual siéntete feliz por hacer algo para ti. Luego cuando te vean feliz, los que te rodean seguro también se alegrarán.

Es sumamente satisfactorio hacer un cambio en la rutina para dedicarte a algo que te gusta, aunque sea una vez a la semana. Te cuento que hace algunos años yo me atreví a hacer algo así y fue excelente.

Pero antes de contarte más detalles, es importante sugerirte que elijas una sola actividad o máximo dos (física y artística, por ejemplo), a la vez. Para no sobrecargarte de información, horarios y gastos.

 

Tiempo

Amigas del grupo fotográfico formadas en RMTF: Marcy, Amanda, Evelyn, Carmencita, Martha y Sharon que no se ve.

Entonces, desde pequeña siempre anduve con una cámara en la mano y cuando nacieron mis hijos aún más, especialmente en vacaciones. Por un buen tiempo tuve ganas de inscribirme en un curso de fotografía porque quería mejorar mis fotos. Pero siempre tenía una excusa para no hacerlo.

Hasta que finalmente me inscribí en una escuela de fotografía y todo cambió. En Roberto Mata Taller de Fotografía no solo aprendí a tomar mejores fotos sino que me quedé varios años haciendo otros cursos para aprender a iluminar, retratar, hacer documentalismo, portafolios, etc. De paso, descubrí que mis familiares eran los mejores modelos para mis prácticas.

Y para rematar, conocí una gran cantidad de personas nuevas, que aunque no tenían nada que ver con mi día a día, son maravillosas y muy divertidas. De hecho formamos un grupo de amigos estupendo con el que siempre estoy en contacto.

Pero si te soy honesta, para mí lo más importante de todo esto es poder salir de la rutina, salir del área de confort al atreverte a probar cosas nuevas. Si tomas esto en consideración, tu tiempo libre podría convertirse en un camino de autodescubrimiento que te ayude a crecer, ¿ y por qué no? a viajar más.

 

Tiempo

2- Mueve tu cuerpecito y relájate.

Como ya sabes, la salud y la actividad física son importantes. Si no te gusta practicar algún deporte o ir al gimnasio, como a mí, prueba con las caminatas.

Primero comienza con tiempos cortos, camina de 10 a 20 minutos diarios o inter-diarios y ve incrementándolo cada día. Hasta llegar a caminar al menos 45 minutos y máximo una hora y 30 minutos, dos a cuatro veces por semana.

Escucha buena música mientras lo haces y realiza respiraciones conscientes. También puedes ponerte de acuerdo con alguna amiga para caminar juntas. Así comparten un rato y se ponen al día, mientras se ejercitan y se motivan a hacerlo.

Cuando estés muy acelerada, trata de conectarte con tu silencio y respiración. Solo escucha con atención los sonidos que te rodean y camina, camina y camina, a un ritmo casi de trote. Hasta que te sientas más serena y haya transcurrido al menos una hora.

Yo he comprobado que al mover este cuerpecito mi imaginación y creatividad se estimulan un montón, además de los aportes que le brinda a mi salud. Tú no tienes idea de los inventos que se me han ocurrido y de los planes que he diseñado mentalmente, mientras hago esas caminatas.

La natación también me ha funcionado bien, aunque usualmente requiere estar afiliada a algún club o gimnasio. Sin embargo, hay quienes nadan en piscinas abiertas en su comunidad, complejo residencial o institución educativa.

Nadar es un ejercicio muy bueno y bastante completo, nos ayuda a mantenernos saludables y en forma. Es más exigente que las caminatas, se trabaja cada parte del cuerpo y se estimula la respiración mucho más.

 

Tiempo

El Yoga es otra excelente opción para mover tu cuerpecito, pero también para centrarte y meditar. Al sostener las posturas el cuerpo se estira, fortalece y tonifica y se liberan tensiones por medio de la respiración.

Ayuda a mejorar tu equilibrio y tu centro (físico-energético). Además puede ser el complemento, por excelencia, de cualquier tipo de entrenamiento cardiovascular.

Mi hija Irina ya tiene varios años practicándolo y le encanta, incluso su abuela paterna lo ha practicado por muchos años y alguna vez le dio clases. Así que podrías intentar hacerlo con tu familia.

Según lo que entiendo, no es cierto que sea solo para personas flexibles porque está justamente indicado para quienes no lo son y necesitan desarrollar su flexibilidad. Y que tampoco es verdad que debes tener alguna preferencia espiritual o religiosa. Es una práctica que puede realizarse en armonía con las diferentes creencias y culturas.

Si en tu caso eres una mujer más fitness y te fascina el ejercicio físico exigente, podrías intentar con el Método Tabata. Un entrenamiento súper intenso, en el que se realizan ejercicios de alto impacto en intervalos de cuatro minutos.

Este método sirve para entrenar diferentes grupos musculares y quemar la grasa localizada. Otra ventaja que tiene es que lo puedes realizar dentro o fuera de casa y emplear poco tiempo para ello. Aunque es una alternativa que no entra dentro de mis opciones o preferencias, igual te la presento porque podría ajustarse a tus gustos y necesidades.

 

Tiempo

3- Planifica tus citas anuales de chequeos médicos.

Es bueno hacerlo con tiempo y sin presión. Además puedes coordinarlos con los chequeos de tu familia o acompañar a tus amigas. Así aprovechas el tiempo que esperas para revisar tu salud física y te pones al día con esas conversas largas tan placenteras.

Luego de cumplir con las citas medicas, algo que puedes hacer es aprovechar ese mismo día para reunirte con amigos que no ves con frecuencia.

Yo lo que he hecho es ponerme de acuerdo con ellos para tomarnos un café o disfrutar de un buen postre, así hablamos y nos echamos todos los cuentos. Recuerda que SOY y somos fanáticas de los dulces, así que cualquier excusa para comerlos está perfecta. ¿A ti también te gustan los dulces?, sí verdad. ¿Ves? por eso es que son buenos los ejercicios y los chequeos anuales ;).

 

Tiempo

4- Realízate unos masajes relajantes.

No siempre tienen que ser para adelgazar o reparar alguna dolencia corporal. También sirven para aliviar el stress o simplemente hacerse un cariñito. Suelen ser costosos, pero si estás pendiente de las ofertas o cupones, así como de las recomendaciones de tus contactos, podrías conseguir buenas opciones o al menos algo razonable.

Los masajes de reflexoterapia (los que se hacen en manos y pies) funcionan muy bien y no son tan costosos como los corporales. Aunque a mí estos me relajan enormemente, así que considero que sí vale la pena pagar por ellos y por eso te recomiendo que lo hagas.

Si te gustan los aromas o aceites esenciales, experimenta con algún masaje con aromaterapia. Investiga por internet, consúltale a tus conocidos o chequea si por tu zona hay algún spa y pregunta por ellos.

 

Tiempo

5- Visita un lugar que no conozcas o realiza algo que no hayas hecho antes.

Disfruta de una buena obra de teatro, visita un museo o asiste a un festival. Todo depende de tus gustos o inquietudes, no tiene que ser algo costoso. Puedes optar por elegir una fecha que tenga descuento o un día que sea de acceso gratuito al lugar.

Realiza talleres online, conferencias virtuales o webinars que te interesen. Descarga y lee eBooks. Aprovecha la tecnología para aprender herramientas que complementen tu vida profesional y personal.

¿Ya conociste todos los parques de tu ciudad? al hacerlo podrías llevarte buenas sorpresas. Es un buen plan para ir con tu familia, junto a tu pareja, sola o con una amiga. Prepara una merienda tipo picnic o planifica una caminata en el parque para hacer fotos naturales, retratos, en movimiento, etc.

Es necesario recuperar ese espacio vital para recargar energías, crear algo nuevo o simplemente disfrutar de tu propia compañía.

Tiempo

Jardín Botánico Lankester en Paraíso de Cartago, Costa Rica.

Cuando estaba en mi ciudad natal, con frecuencia iba a visitar a alguna de mis amigas o ellas me visitaban a mí. Y cuando eso sucedía, nos dedicábamos toda la tarde a arreglar el mundo jajaja. Nos reíamos muchísimo y salíamos con las pilas recargadas. Porque la risa recarga y las amigas también.

En dos ocasiones me inventé unos proyectos fotográficos con mis amigas y mis primas, que por cierto disfrutamos muchísimo como una experiencia creativa, completamente nueva y diferente. Las fotos quedaron buenísimas. Tuvimos las mejores imágenes de perfil por un buen tiempo :). Y nos quedamos con un lindo registro de momentos memorables.

Más abajo te compartiré algunas de esas imágenes, para que tú también te pongas manos a la obra si lo de tomarte fotos con tus amigas es lo tuyo. Para mí hacerlo fue súper divertido y relajante, jugamos a ser modelos y lo mejor fue que mis hijas y yo fuimos las fotógrafas.

Ahora casi todas mis amigas, y me incluyo, estamos viviendo en países diferentes, así que estoy planificando realizar un viaje juntas. Para poder verlas y conversar mucho, mientras conocemos algún lugar nuevo fabuloso.

Seguramente haremos alguna ruta temática para probar los mejores cafés y postres, visitar museos o realizar alguna caminata fotográfica. Cuando lo haga te contaré con detalle qué tal.

Tiempo

Sesión de fotos con amigas de toda la vida, en mi casa.

Tiempo

Sesión de fotos con Las Primas.

 

Tiempo

Mis hijas Irina y Ale tomándome fotos.

 

Tiempo

0